viernes, 18 de mayo de 2012

Pulsando el dialogo


Hoy entrevistamos a 
Olga Gutiérrez
Creadora, coreógrafa, actriz, bailarina






Nombre completo: Olga Alejandra Gutiérrez Cortés
Nombre artístico: Olga Gutiérrez
Lugar de nacimiento: Guadalajara, Estado de Jalisco, México
Contacto para contrataciones:
E-mail 
laboratoriopuntod@gmail.com 
olga@laboratoriopuntod.com

Hoy entrevistamos a esta conocida artista mexicana que en su gira por Europa, el próximo 19 de mayo de 2012 actuará en la ciudad de Sabadell (Barcelona) en la Representación de Danza “Faces”, de Emmanuel Grivet.

Agradecemos que nos atienda y dedique parte de su tiempo en este Pulsando el diálogo con los artistas mexicanos que desarrollan su actividad en Cataluña.


¡Hola Olga! 
A ver, cuéntanos como descubriste la verdadera vocación de Tu vida…
No la descubrí, ella me descubrió a mí. Fue como un chico coqueteándome, me sedujo tan fuertemente que ahora me encuentro felizmente casada con el arte. Y lo mejor: no me aburre nunca, ni me parece algo que pueda dejar o abandonar. No ha sido un amor a primera vista, pero si se ha convertido en un amor y pasión profunda. 

Yo a los quince años quería estudiar la carrera de matemáticas o física. Vengo de una familia mexicana donde ser artista no es una opción de vida, ni siquiera una posibilidad. No tengo ningún pariente que se haya dedicado al arte, así que como verás tampoco por este lado era tan fácil que sucediera que yo descubriera el arte. 

Lo que me hizo cambiar de opinión –no estudiar matemáticas o física- fue un incidente que lo recuerdo con mucho cariño: acompañé a una amiga a hacer una audición para entrar a la escuela de arte teatral. La acompañe y cuando me entere que la audición duraba 4 horas!! Me dije: “no voy a estar esperando tanto tiempo sin hacer nada, haré la audición”. Hice la audición completa y ahí me di cuenta que los ejercicios, las lecturas no era algo extraño para mi, al contrario, me resultaba familiar y agradable. Termine ese día y a los quince días estaba en las listas de resultados para ingresar la escuela. 

Fue una decisión muy importante en mi vida, pues cuando decidí entrar a la escuela de arte teatral lo hice sabiendo que lo haría hasta al final, que era algo muy serio para mí. Me ha ayudado mucho mi temperamento radical y aferrado. 

Recordemos un poco los inicios de Tu carrera... 
¿Dónde y con quien te formaste como artista?
Reconozco a varias personas en este proceso de formación-desformación-reformación-reconexión-desconexión-conexión. 

No te puedo decir que ya ha terminado este proceso, no creo que llegue un tiempo donde diga: “aquí terminé de formarme…” no lo creo, porque para mí el arte está estrechamente relacionado con mi vida. Y para mí la vida está en constante movimiento, nunca algo terminando o cerrado. 

Y otra cosa que considero importante es el tema de la formación, que para mí no tiene que ver con la educación que he recibido en la escuela tradicional (educación básica), sino con la manera en que me he acercado a eso que soy, a mi tiempo interno, a mi propia voz, mis limites, reflexiones, imágenes, historias, fantasías, deseos… mi propio camino. 

Te hablaré de algunos artistas, maestros, investigadores por los que he pasado. 
Mis primeros contactos fueron con dos personas que marcaron la manera en cómo tomaría mis decisiones a futuro y a las cuales recuerdo con mucho cariño por ello. Inicié estudiando teatro y danza al mismo tiempo y esto es lo que he venido haciendo constantemente: dentro del arte escénico e intentando ir más allá de las disciplinas de danza y teatro. Rafael Garzanitti un director de teatro de argentina, él fue el director de la Escuela de Teatro de Jalisco donde estudié por cuatro años arte dramático; de él aprendí la pasión, dedicación y estudio. Garzanitti llegó a Guadalajara invitado especialmente a dirigir esta escuela. Antonio González, es un coreógrafo de Guadalajara que trabaja con la técnica Graham, con él comencé a entrenarme en una técnica de danza y durante tres años estuve con él. Bailé en su compañía que en ese momento se llama “La libido”, esta experiencia fue la que me termino de arrojar fuertemente a lo que quería hacer: entender qué me conmovía tan fuertemente a estar en escena frente a otros. 

Otro maestro que recuerdo en ese momento de mi vida en Guadalajara es Sergio Vicencio, él es un gran maestro de ballet clásico que ha formado y sigue formando a muchos bailarines de clásico que luego van y bailan en el extranjero. Vicencio fue el mejor maestro de ballet con el que me he topado en mi vida. 
Después de ese período que duró cuatro años, vino otra decisión importante: mudarme de Guadalajara a otra ciudad donde pudiera continuar adquiriendo más retos, experiencias. Me mudé en el 2000 a la Ciudad de México a continuar formándome en otros espacios, con otros artistas. Estuve más en danza, con maestros de técnica Graham y ballet como Gladiola Orozco, Michel Descombey, Guillermo Hernández. Al siguiente año comencé a entrenarme con otras técnicas de danza como limón y release con maestros como Lourdes Luna, Cecilia Apletton, Gerardo Delgado. 

Luego vino un momento fuerte en mi trabajo, me integré a un proyecto muy poderoso en México abierto por la compañía “Teatro Línea de Sombra” titulado “Teatro del Cuerpo”, era un espacio de formación para artistas como yo que deseábamos trabajar con esta aproximación de la escena donde se busca borrar la frontera entre la disciplina del teatro y la disciplina de la danza. Ahí tuve maestros que me empujaron e inspiraron fuertemente como: Jorge Vargas, Antonio Peñuñuri, Alicia Sánchez, Alicia Martínez, Ignacio Miranda, Luis Martín Solís, Ileana Dieguez, Rodolfo Obregón. Este periodo duró del 2001 al 2003 antes de viajar a Europa. 

La primera vez que viaje a Europa no tenía idea de lo que hacía. Lo hacía porque quería conocer cómo se hacían las cosas en este lado del mundo, yo tenía 23 años y como todos a esa edad, nos queremos comer el mundo. Y así fue una gran experiencia que me marco fuertemente. Estuve en talleres, cursos, intercambios, festivales durante casi 8 meses en Holanda, Bélgica y España. 

Desde el 2001, he tomado talleres de teatro físico y técnicas postmodernas de movimiento en diferentes países, con artistas mexicanos como Jorge Vargas, Richard Viqueira, Shaday Larios, Alicia Martínez, Alicia Sánchez, Lourdes Luna y Diego Piñón y con artistas extranjeros como: Peter Bingham (Canadá), Andrew Harwood (Canadá), Damien Jalet (Bélgica), Anca Huma (Alemania), Tamara Cubas (Uruguay), Emmanuel Grivet (Francia), Elena Fokina (Rusia), Germán Jauregui (España-Bélgica), Jih-Hyun Youn (Japón-Alemania), Mijail Rojas (Cuba), Carolina Guerra y Vera Garat (Uruguay) y la agrupación Akhe (Rusia). 

He trabajado con diversos directores de teatro y danza para diversas piezas, con Sbigniew Szmuski (Polonia), Domenico Giustino (Italia), Emmanuel Grivet (Francia) y Germán Jauregui (España-Bélgica). 
Otro espacio que considero muy poderoso en mi proceso de formación es el intercambio entre artistas. Lo considero una plataforma de crecimiento individual y grupal muy importante. Se crean lazos, se intercambia conocimiento, experiencia, se crea información nueva, encuentros en una época donde es más fácil aislarte y resolver las cosas por ti mismo, que encontrar las vías para comunicación con más personas. 



Fotografía: por gentileza de Iván Riegwlen 


Tus últimos 9 años han estado muy intensos investigando y estudiando diversas técnicas, entrenamientos y aproximaciones escénicas ¿Verdad?
Así es. A partir de haber entrado en contacto con otras maneras de crear conocimiento, pensar y crear la escena -no tanto desde un lenguaje o proceso cerrado sino abierto y en proceso-, de haberme topado con metodologías donde se vincula la investigación con la creación fue que entonces me lancé con más fuerza a esos espacios, encuentros, trabajos. Y a partir de ello, crear el mío. 

Yo me considero una investigadora innata, desde que tengo uso de razón me encuentro preguntándome cosas sobre las cosas que existen. Y de ahí entonces que me lancé fuertemente sino a encontrar respuestas, a encontrar caminos que me lleven a otras preguntas. 

Soy una artista que a partir del trabajo e investigación en torno al cuerpo (el movimiento y la acción) y el espacio entro en contacto con diversas disciplinas artísticas como la danza, el teatro, el arte acción, la instalación y la intervención. Cómo detonar diversas imágenes y relaciones del cuerpo y del espacio cuando ambos entran en contacto. Me interesa cualquier tipo de espacio: público o privado, institucional o privado, abierto o cerrado, grande o pequeño. 

Otro interés que tengo es el cruce del arte con otras reflexiones y estrategias que no vengan del campo artístico. Constantemente proyecto el arte en otros espacios y esferas, es decir, no solo dentro del campo del arte; creo que el arte no puede alimentarse del mismo sitio en el que se genera, mientras más campos pueda atravesar, más complejo será su discurso. Dentro de este interés hay algo que llamo “desestabilización de la pieza” y es un sistema de acción/reflexión que detonan otras miradas en torno a las cosas. Este proceso se conforma de preguntas que no solo son simplemente cuestionamientos, sino forma parte de un sistema de reflexión y acción que me ha permitido no dar por hecho muchas cosas que ya están dadas en la realidad, sino comprender porque están ahí, cual es su valor y si éste puede transformase cuál sería el camino. Por un lado trabajo preguntas personales en talleres y laboratorios que tomo con otros artistas y por otro, lanzo preguntas en talleres y laboratorios que yo imparto. 

Olga, como artista siempre aprendiendo. Sin embargo has desarrollado una importante labor docente. 
Platícanos un poco sobre los talleres que has desarrollado en México y Europa
Mi labor como docente no es más que la extensión de mi pensamiento y mi trabajo- No me veo como una pedagoga “que enseña” si no una pedagoga que comparte experiencias, reflexiones, metodologías, teorías, aprendizajes, deseos, cuestionamientos. 

Como te decía, desde pequeña he sido muy preguntona. Mis padres se enfadaban por mis preguntas tan insistentes y precisas. Mis preguntas siempre fueron incomodas y creo que aún lo siguen siendo, esto me ha causado serios problemas de los cuales me hago responsable. Se que mis preguntas son tan precisas que llegan a incomodar un pensamiento establecido y confortable sobre la vida, el arte. Pero he aprendido a entender la importancia de éstas. 

Esto también me ha llevado a entender que yo necesito crear el camino para llegar a mis respuestas; estos caminos los he escrito, trabajo, elaborado, creado, investigado, desarrollado. Y en los espacios de formación lo que hago es compartir estos caminos llenos de preguntas y darme cuenta el poder de la resonancia con los otros. 

La enseñanza se ha convertido poco a poco para mí en un espacio muy importante dentro de mi trabajo. Es una manera de crecimiento y entendimiento de las cosas desde el otro. Y puedo ver cómo al otro le favorece la manera en cómo le comparto mi camino y puede enriquecerse de esta experiencia. 

Los encuentros en México y en el extranjero han sido de diversos tipos, talleres de una semana, tres días o laboratorios de trabajo de dos a tres semanas. Depende el espacio en el que soy invitada a participar y el tipo de personas a los cuales se convoca. 
Ahora en Junio, estaré en Praga impartiendo un taller dentro del marco de un festival: http://www.druna.cz/improvisation-laboratory
 Y en Octubre de este año he sido invitada a Chile a impartir un laboratorio de creación para espacios dentro del Marco del “Festival Compacto”. En Guadalajara estoy dirigiendo el primer laboratorio de creación coreográfica, un programa que estoy diseñando para fomentar y fortalecer la composición coreográfica y creación escénica. Este último proyecto es más ambicioso pues pretendo convertir este espacio en un laboratorio donde otros artistas de diversos países vayan a hacer residencias de investigación y trabajo con jóvenes artistas mexicanos, donde compartan sus procesos y metodologías de creación. 


Fotografía: por gentileza de Iván Riegwlen 

Olga Gutiérrez, artista, bailarina, coreógrafa, actriz, creadora, docente… 
¿Es difícil hacer compatible tanta actividad con la vida familiar?
No, no es difícil ahora para mí. Quizá cuando tenía 20 años y mis padres creían que estaba jugando a hacer arte. Pero ahora no, tengo la fortuna de tener una familia tan generosa que acepta a una mujer egoísta y terriblemente enamorada de su trabajo. 

Y también encontramos la manera de estar juntos a nuestra manera: una semana en la playa todos juntos es una buena manera, una gran comida. 

Con tantas vertientes artísticas en tu vida, ¿Cuál encuentras a nivel personal más gratificante? 
Yo me veo como un árbol del cual salen muchas ramas y todas ellas son igual de importantes y enriquecedoras: la rama donde una palomilla se posa a las 7am a cantar la salida del sol, la rama que tiene menos hojas porque el viento pasa por ahí más seguido, la rama enamorada de la rama de enfrente, la rama que nadie ve porque está cerca de una gran barda, la rama que saluda a todos los niños que pasan por ahí, la rama llorona. 

Todo lo que soy en mi vida es importante y necesario y tiene su tiempo. Todo me alimenta a su manera y alimento de muchas maneras lo que hago. 
Diseño mi vida conforme a las experiencias de las cuales quiero nutrirme y nutrir el espacio donde me encuentro. 

Has recibido el reconocimiento público por tu labor en varias ocasiones en las disciplinas de teatro y danza... 
Si, he sido muy afortunada por ello. Confieso que me he acercado a esos espacios más por el tema de conseguir recurso económico que por conseguir el prestigio o reconocimiento público. 

Aunque puedo ver que esto me abre más puertas, no lo considero algo importante o algo por lo cual este preocupada. Desde muy chica me di cuenta que no quiero perder mi energía en este tipo de cosas. Afortunadamente he podido entender fácilmente lo que este tipo de reconocimientos te da, le he podido sacar provecho y listo. 

Como coreógrafa en el periodo 2008-2009 y como actriz en el periodo 2001-2002
Para la gente en México no es fácil aceptar la profesión de artista en la vida cotidiana, no se considera un trabajo serio del cual puedas vivir bien. Y menos si te interesa el teatro y la danza al mismo tiempo. 

Desde que inicié la mayoría de mis colegas me decían: “deberías de decidir por el teatro o la danza, te confundirás con tanta información”. Actualmente mucha gente en mi país me sigue preguntando: “y tu al final que haces ¿teatro o danza?”. 

Así que considero un gran logro haber recibido dos apoyos importantes de una programa de beca y que uno haya sido en la disciplina de teatro y otro en danza. Eso es muy raro que suceda. 

Olga: ¿Estás viviendo Tu Década de Oro? 
No sé si es mi década de oro, pero si puedo decirte que estoy recogiendo frutos que sembré años atrás. Si esto es la década de oro, entonces sí, ahí estoy. 

He trabajado para ello, se donde estoy y lo que esto representa para mí. Y eso es todo, ni más ni menos que eso. Me hago responsable de las puertas que actualmente se están abriendo para mí a nivel internacional y nacional y las que hacen falta abrir. En eso me concentro. 

En el 2001 tu pieza “Los perros” fue premiada…, y en el 2008 la pieza “En Transito. Reflexiones físicas de un nómada” fue seleccionado para representar al Estado de Jalisco en la Muestra Nacional de Teatro…
No soy esa clase de artistas que les gusta ponerse en concursos, soy muy tímida y retraída para ello; me da una inseguridad tremenda estar en esos espacios. 

Así que cuando sale un premio y una distinción me sorprende bastante, porque no la estoy esperando. Festejo por ello, estoy ahí pero después continuo con lo que sigue. 

Es sin duda un futuro prometedor. Háblanos de tus proyectos exitosos y tus logros en tu carrera
Me siento muy afortunada de ser una artista mexicana que vive de su trabajo en México y en el extranjero. Me siento afortunada de que artistas de otros países puedan conocer mi trabajo y llamarme para trabajar con ellos en sus países, en sus proyectos. 
Me siento afortunada de tener una madre comerciante y un padre doctor pues gracias a ellos aprendí la disciplina, el gusto por la lectura y el arte del comercio. 
Me siento afortunada de tener los medios, la fuerza interna para lanzarme a donde mi instinto me dice. 



Fotografía: por gentileza de Danae Kotsiras 


En el 2009 el publico disfrutaría de la pieza “Physical Lane, instrucciones para un paseo de acercamiento” que fue todo un reto como montaje interdisciplinario. ¿Qué recuerdos guardas dentro de tu corazón del mismo…?
Tres cosas importantes que puedo ver: 

1.Haber creado un dialogo tan profundo entre la artista visual Renata Trejo y yo. Esto nos permitió comunicarme fácilmente con ella y hacer que la pieza avanzara fuertemente. 

2.La relación tan estrecha que se creó entre Renata, yo y la institución del Museo de la Ciudad. Sin esto, hubiera sido muy difícil poner una pieza como Physical Lane en un espacio tan especifico como resulta ser un Museo. 

3.El trabajo en un Museo, en una dinámica tan especifica de “exposición”: Physical Lane resultó ser una pieza viviente que hablaba, sentía y se movía por las salas del Museo. 
 Esta pieza marco un momento importante dentro del Museo de la Ciudad por todo lo que implico. 

Como creadora, Olga, desde el 2006 has realizado obras de teatro y danza para escenarios clásicos o convencionales. Es decir teatros. Sin embargo también realizas creaciones para espacios no convencionales que has presentado en muchas ciudades... 
El mayor reto en mi trabajo es ir entendiendo lo que el arte escénico ha sido durante tiempos ancestrales hasta la actualidad y a partir de esto ver qué otras posibilidades puedo crear. Y en este tema el tema del espacio me parece importante: ¿qué espacio para qué obra? ¿cuál es el espacio de cada obra? Y por otro lado: ¿Qué signos, códigos, convenciones sostienen un espacio? 
No es que me diga: “ahora voy a hacer una obra en la calle”; más bien el espacio llega a partir de definir qué es lo que me interesa hacer o decir y entonces el espacio aparece como resultado de esta reflexión. 

Un mayor contacto con el calor del público, pero, también un mayor esfuerzo, adaptabilidad y versatilidad del artista. ¿O no es así?
Me gusta mucho el contacto con las personas que van a ver un espectáculo. Y cuando la pieza lo permite, la pieza interactúa con el espectador. 

Y cuando la pieza es en la calle, hay muchas cosas con las que se dialoga, hay más elementos impredecibles que incluso pueden destrozar una pieza, pero trato de que esto no suceda y nunca me ha sucedido pero eso no significa que no pueda suceder. 

Tu vida, a pesar de la juventud, es una enciclopedia de experiencias. 
Hablemos de tu otra faceta como directora artística de la organización escénica Laboratorio PuntoD, del proyecto pedagógico y de profesionalización Lab-Quatro, y del Encuentro Internacional EINCE...
Cuando regresé de Europa a Guadalajara, llegué con muchas cosas claras de lo que quería en mi vida: una plataforma de encuentro con otros artistas y un espacio de profesionalización para artistas escénicos mexicanos. Estos dos espacios no existían en la ciudad de donde vengo (Guadalajara), así que considere que era el momento de crear estos dos espacios y que enriquecería a la comunidad. 

Ha sido un gran aprendizaje crear estos espacios en México, me ha enriquecido mucho a mi persona y mi trabajo como artista, promotora y productora. Y continúo en ello. 

En este pasado 2011 realizaste el proyecto “Residencias 2011” dentro del apartado pedagógico Lab-Quatro donde participas. 
¿Cómo ves el balance del trabajo realizado?
Ha sido un proyecto muy afortunado pues ha sembrado una semilla muy fuerte en Guadalajara en torno al movimiento de la improvisación. El trabajo que cada artista compartió fue muy acertado, honesto y genuino, y esto permitió que muchas personas se acercaran a la improvisación y entender este movimiento como algo mucho más complejo que un estilo de danza, sino como una filosofía que integra el arte con la vida. 

A partir de “Residencias 2011” se comenzó a generar la necesidad de establecer un grupo de entrenamiento y trabajo alrededor de la improvisación. Y esto es lo que haremos tres coreógrafas tapatías Nayeli Santos, Meztli Robles y yo. 

Como llegas a colaborar con la prestigiosa compañía del creador Emmanuel Grivet
Por invitación del director Emmannuel Grivet. Lo conozco desde el 2007 y desde entonces él ha colaborado en diversos proyectos en México con el Encuentro EINCE y con el proyecto pedagógico Lab-Quatro. Pero es la primera vez que él me invita a trabajar en su proyecto y desde una pieza de su creación, así como presentar mi trabajo en su espacio en Toulusse. 

Y ahorita de gira artística por tierras europeas… 
¿Es esta tu primera visita a Cataluña?
Si, llegué directo a trabajar a Toulusse para la presentación que tengo el 24 de mayo pero de ahí nos venimos en carro con la compañía hasta acá a Sabadell. Así que el 19 de mayo será la primera vez que yo me presenté en Europa en esta gira 2012. Me gusta que sea así, a través del estreno de una pieza como “Faces”. 


Fotografía: por gentileza de Iván Riegwlen 

Ahorita que no nos escucha nadie, en confianza, cuéntanos un poquito sobre la obra que se presenta en Sabadell…
Es un acercamiento a las diferentes caras que me he construido, caras que en diferentes contextos se resignifican, transforman y reconstruyen. Caras hechas de retazos del encuentro con otras caras con las que me he cruzado. Caras construidas por la cultura de la que vengo pero también caras que me he hecho en el encuentro con otras culturas. 
Faces es una obra donde participamos seis artistas de diferentes nacionalidades y con diferentes idiomas y de esto es lo que se nutre esta pieza. 

Después de esta representación ¿Que proyectos para el futuro inmediatos tienes Olga?
Presentó el 24 de mayo en Tournefeuille, Toulusse una pieza mía titulada “nosotros estamos aquí”. Luego viajo a Praga para estar dentro del Festival “botana mexicana” en donde presentaré esta pieza –“nosotros estamos aquí” el 6 de junio en el Teatro NOD (http://www.botanamexicana.cz/?section=performances), impartiré un taller titulado “laboratorio de improvisación: composiciones en tiempo real
(http://www.botanamexicana.cz/?section=workshops&tag=23-amp-24-6) y luego estaré trabajando en una pieza de la artista Cristina Maldonado titulada “Sonrisomero” (http://www.botanamexicana.cz/?section=performances&tag=22-6) la cual se presenta dentro del marco de este festival. 

Después regreso a México donde estará ya llevándose a cabo el Encuentro Internacional EINCE 2012 (este año se lleva a cabo del 2 de julio al 12 de agosto). Y luego en septiembre y octubre estaré en Uruguay y Chile, en el primer país realizaré una residencia dentro de PAR (programa artistas residentes) de Casarrodante y en Chile estaré participando en el Festival de danza Compacto. 

Gracias Olga por el tiempo que has compartido con nosotros. Desearte una larga vida llena de satisfacciones y éxitos en tu carrera.
Muchas Gracias a ti por tu interés a mi persona y por la gentileza de las preguntas.